¿CÓMO ES QUE EL ESTRÉS ENFERMA?

¿Cómo es que el estrés enferma?

El ser humano del siglo XXI vive continuamente en estado de alerta o estrés crónico, en estas circunstancias el cerebro produce sustancias químicas(neurotransmisores) que se trasmiten al cuerpo, como si fueran los mensajeros de nuestros pensamientos. Estas sustancias son diferentes de acuerdo a lo que estemos pensando, cuando tenemos pensamientos agradables, positivos y magníficos nuestro cerebro produce sustancias que nos hacen sentir felices, se activa el sistema parasimpático que es parte del sistema nervioso y que influye en la relajación total del organismo, las glándulas de todo el cuerpo producen sus hormonas adecuadamente, y el sistema inmunitario funciona  a todo vapor.

Por lo contrario, si tenemos pensamientos de rabia, odio, inseguridad y fracaso el cerebro produce ACTH, se activa el sistema simpático responsable de la respuesta de estrés-huida-amenaza, las glándulas suprarrenales producen cortisol y el organismo activa su mecanismo de defensa apareciendo enfermedades como hipertensión, hipotiroidismo, gastritis, agotamiento, dolores musculares, alergias, depresión y cáncer entre muchas otras.

Las investigaciones han demostrado que podemos hacer que nuestros cuerpos enfermen simplemente al evocar un recuerdo triste o al estar pensando con temor hacía en el futuro. En ambos casos son nuestros pensamientos los que crean potentes sustancias químicas de activan el mecanismo del estrés alterándose el funcionamiento de muchos sistemas de nuestro cuerpo.

Así que nuestros pensamientos influyen  directamente en nuestra salud y en nuestro estado de calma o de relajación.

Así como los pensamientos enferman así también tienen el potencial de curar por esta razón la solución para este problema es entrenar a nuestra mente para pensar positivamente.

Mucha gente se hace adicta al estrés comentan que les encanta trabajar bajo presión y se consideran exitosos entre más trabajo se comprometan a realizar, no duermen lo suficiente ni comen a las horas establecidas, tampoco aprovechan los días de descanso. Estas personas  quizás aún no comprenden todo el mal que le están causando a su cuerpo segundo a segundo.

¿Cuál es entonces la solución? DESPERTAR y dejar de ser tu propio verdugo, comenzar a ser el observador de los pensamientos y a romper el ciclo pensamiento, emoción. La meditación activa y la terapia te permitirán de forma efectiva romper estos ciclos generadores de ESTRÉS, trayendo salud y paz a tu ser.

Dra Zamira López.